Dejar de fumar

Ayuda para dejar de fumar

¿Por qué un fumador/a debería recibir ayuda profesional para dejar de fumar?

Aunque muchos fumadores/as dejan de fumar sin ningún tipo de ayuda, esta forma de hacerlo es la que peores resultados da. Seguir un tratamiento monitorizado por profesionales expertos junto con tratamiento farmacológico, aumenta considerablemente la probabilidad de éxito. Apúntate a nuestro programa.

¿Por qué tomar nicotina para dejar de fumar?
La estrategia consiste es sustituir la nicotina del cigarrillo por la de los parches, chicles o comprimidos que es más fácilmente controlable y no provoca adicción con un uso adecuado, mejor si se tutela por un especialista.
¿Existe algún tratamiento para dejar de fumar financiado por el sistema sanitario que sea farmacológico?
No. Excepto en algunas comunidades autónomas y según planes específicos, en general el sistema sanitario de salud desgraciadamente aún no cofinancia el tratamiento farmacológico del tabaco.
¿Por qué dar nicotina para dejar de fumar? ¿Cómo funciona la terapia sustitutiva de nicotina (TSN)?
La nicotina, es de la gran cantidad de substancias químicas en el humo del tabaco, la única responsable de su capacidad de generar dependencia. La sustitución de nicotina, sean parches, chicles o comprimidos de nicotina, libera una cantidad determinada y limpia de nicotina que a diferencia de la consumida con el tabaco, no viene acompañada por sustancias nocivas y le cuesta más alcanzar el cerebro con lo que su capacidad adictiva es prácticamente inexistente. Por eso no produce los mismos efectos que el tabaco. De esta forma se consigue reducir los frecuentes síntomas de abstinencia con lo que se deja de fumar con más comodidad y además se dobla la probabilidad de dejar de fumar con éxito.
¿Cuanto vale el tratamiento farmacológico del tabaquismo?
Fumar es caro, para tu salud, para la de las personas que te rodean y para tu economía. Dejar de fumar es enormemente ventajoso ya que todo el dinero ahorrado del tabaco durante los 3 primeros meses aproximadamente, es lo que te gastarás en el tratamiento farmacológico. Una vez dejes la pauta recomendada es muy aconsejable ahorrar el dinero y utilizarlo en mejorar el cuidado personal dándose algún que otro capricho que muchas veces no podías permitirte porque te lo gastabas en tabaco. En otras palabras, el coste del tratamiento del tabaquismo es un préstamo a muy corto plazo, en cambio fumar es una hipoteca de 20, 30, 40 o incluso más años.
¿Se pueden combinar diferentes terapias de sustitución de nicotina?
La evidencia actual sugiere que el tratamiento combinado de nicotina, sea parche más chicle de nicotina o parche más comprimido de nicotina, proporciona un pequeño pero significativo aumento de la probabilidad de éxito comparada con el uso de o sólo el parche o sólo el chicle o sólo el comprimido (NICE, 2002).
¿Acupuntura o hipnosis para dejar de fumar?
Mi amiga dejó de fumar con acupuntura, ¿la acupuntura o la hipnosis funcionan?
Hay mucha gente que deja de fumar sin ningún tipo de ayuda, con acupuntura o con hipnosis, lo que no quiere decir que estos sean tratamientos eficaces. Es más, que se consiga el éxito con estos métodos demuestra que la persona que lo intentó tenía suficientes recursos como para que un tratamiento no eficaz le haya resultado útil pero siempre es mucho mejor gastar tu esfuerzo y dinero en aquellos tratamientos que sean mejores y más efectivos.
Chicles de nicotina

¿Cuál es la forma correcta de administrar del chicle de nicotina?
Existen dos presentaciones de chicle de nicotina, de 4 y de 2 mg. Puede que la primera pieza que pruebes te irrite levemente la garganta por eso es adecuado masticarlo muy lentamente y seguir el siguiente proceso: masticar unas 10 veces y colocar el chicle debajo de la lengua o en un lado de la boca unos 30 segundos, durante unos 30 minutos aproximadamente. Si masticas rápidamente, tragarás demasiado aire, con lo que tendrás sensación de pesadez en el estómago y además no captarás la nicotina adecuadamente y las ganas de fumar serán más intensas de lo que deberían.

¿Existen métodos infalibles para dejar de fumar?
No hay métodos milagrosos. La publicidad y la necesidad de hacer dinero fácilmente hacen del tratamiento del tabaquismo un aspecto de especial interés. Los métodos basados en la infalibilidad, la alta eficacia incluso sin la más mínima aportación por parte del fumador o fumadora, trucos, máquinas y artilugios no sirve para nada. A pesar de ello, hay que reconocer que ciertos individuos poseen un elevado nivel de sugestionabilidad y que pueden ser buenos candidatos para las técnicas más extravagantes. El tratamiento adecuado es aquel que tiene una técnica validada científicamente y cuenta con las habilidades intrínsecas de la persona que quiere dejar de fumar que deben aflorar para ayudarle a dejar la adicción al tabaco.
¿Los parches, chicles y comprimidos generan dependencia?
La nicotina del tabaco produce una elevada conce ntración a los pocos segundos de fumar, lo que es el responsable de la adición al tabaco. Una vez disminuye esta máxima concentración, se mantienen unos niveles de nicotina en sangre, que son los que evitan los síntomas molestos del síndrome de abstinencia. Una vez la disminución es significativa, se realiza una nueva ingesta de tabaco, es decir, obteniéndose un nuevo “pico”. Los chicles de nicotina mantienen los niveles de nicotina en sangre suficientes para evitar el síndrome de abstinencia y las ganas intensas de fumar pero de una forma lenta, pausada y controlada con lo que no tienen la capacidad de producir adicción. Un experto podrá enseñarte el uso de esta medicación pero sobre todo recomendarte las dosis adecuadas a tu
¿Es fácil dejar de fumar para las mujeres?
Aunque algunos autores lo han teorizado no hay ningún dato que actualmente demuestre que las mujeres encuentren más difícil dejar de fumar. Lo que sí que es importante es tener en cuenta algunas características diferenciales de las mujeres, por eso es necesario un tratamiento lo más personalizado posible y con una visión clara de género, tal y como hacemos en nuestro servicio.
Seguir fumando pese a los sustitutivos de la nicotina
Hay muchas personas que ya han probado los substitutos de la nicotina y siguen fumando. Muchos fumadores/as ya han probado en otras ocasiones los sustitutos de nicotina y no les han funcionado. Muchas veces sin ningún tipo de asesoramiento profesional lo que en general se traduce en dosis y tratamientos no del todo adecuados al tipo de fumador/a o simplemente porque no era un buen momento.
Dejar de fumar sólo tiene un secreto: intentarlo hasta conseguirlo, pero con tratamientos de eficacia demostrada.
En definitiva, una vez se ha elegido el tratamiento personalizado volverlo a utilizar no es en absoluto una mala opción, más bien al contrario ya que son eficaces (tratamiento psicológico, sustitución de nicotina, bupropión o vareniclina) y te ayudarán mucho más que utilizar uno diferente y no eficaz como la acupuntura, hipnosis, etc.
¿Qué debería hacer si tengo una crisis con muchas ganas de fumar?
Lo primero que suele ir bien es pensar que las ganas de fumar no se acumulan, por lo que una vez superadas no volverán con más fuerzas, es decir, cuanto más tiempo y situaciones superadas sin fumar, más fácilmente se controlarán posteriormente. Hay diferentes estrategias que pueden resultarte útiles y que puedes encontrar en nuestra web, generalmente dirigidas a controlar los pensamientos o las situaciones o a evitarlas, planificando por adelantado qué harás en esos críticos momentos. Por ejemplo: hacer ejercicio moderadamente; controlar lo que se come y, por supuesto, utilizar la medicación y ayuda terapéutica.
¿Cómo funciona bupropión?
El funcionamiento exacto del Bupropión SR no está claro pero se sabe que con su uso se reducen las ganas de fumar y los síntomas de abstinencia al tabaco, con lo que es más fácil dejar de fumar y aumenta la probabilidad de dejarlo. Es un fármaco de prescripción por lo que debes ser evaluado y tutorizado por un profesional de la medicina.
¿Cómo funciona la vareniclina?
Al evitar que la nicotina del tabaco haa parte de su efecto reduce la ansiedad y otros elementos del síndrome de abstinencia a la vez que reduce las ganas de fumar y el efecto placentero que el tabaco provoca, haciendo más fácil mantenerse sin tabaco y aumentado la probabilidad de éxito. Es un fármaco de prescripción por lo que debes ser evaluado y tutorizado por un profesional de la medicina.
¿Es posible fumar poco tabaco?
Después de dejar de fumar un cierto tiempo, ¿es posible el consumo moderado de tabaco? Rotundamente no. La dependencia al tabaco, como toda adicción se caracteriza por una serie de aspectos biológicos, psicológicos y sociales. Entre los biológicos (que se escapan a la voluntad humana), es de suma importancia el concepto de tolerancia, es decir, la capacidad de aumentar progresivamente la dosis de sustancia para conseguir los efectos deseados. Esta capacidad, queda memorizada para siempre en nuestro Sistema Nervioso Central. Una vez conseguida la abstinencia nuestro cerebro, no “olvida” su capacidad de volver a fumar y a ser dependiente del tabaco. Por tanto, dejar de fumar, como dejar de tomar cualquier otra droga, deber ser una decisión para siempre. Otra cosa diferente, son aquellas personas que fuman cantidades muy bajas de tabaco porque no han desarrollado tolerancia alguna. Esta personas siempre han fumado así y siempre lo harán, por lo que no son un ejemplo a seguir. Es bueno recordar el concepto que no existe un cigarrillo bueno.
¿Controlar las ganas de fumar?
¿Qué se puede hacer para controlar psicológicamente las ganas de fumar?
Las ganas de fumar intensas constituye una parte normal de la abstinencia física y conductual. Conviene recordar el motivo por el que ha dejado de fumar. La mayoría de veces en que se produce ansiedad, ésta dura unos pocos instantes y remite por sí sola, pero si no es así una estrategia habitual es mirar detenidamente las manecillas del reloj durante 30 segundos, masticando chicle de nicotina, respirando lenta y profundamente, dándose un masaje en las sienes y la nuca, comiendo fruta, bebiendo abundante agua, etc. De esta forma, muy posiblemente el deseo ya habrá desaparecido.
Tratamiento con Bupropión o Vereniclina: Sustitutivo de la nicotina
¿Por qué se continúa fumando durante la primera semana de bupropión o vareniclina y no con la terapia sustitutiva de nicotina?
Se tardan unos 7 días en conseguir los niveles en sangre de bupropión y vareniclina suficientes como para ser efectivos, por eso se inicia la toma de estos fármacos unos 7 días antes del día elegido para dejar de fumar.
¿Cuándo se deja de pensar en el tabaco?
Una persona se inicia en el consumo de tabaco por diversas causas, tanto por la propia acción de la nicotina como por aspectos psicológicos (imitación de los mayores, presión del grupo de amigos, necesidad de crecer de forma rápida, búsqueda de sensaciones, etc. ) o por aspectos sociales (fácil acceso al tabaco, permisividad social y familiar, etc.). Estos aspectos son los responsables de que el tabaco esté íntimamente presente en todos los aspectos de la vida del fumador. Prescindir de todo ello requiere un largo proceso, primero de desintoxicación física, posteriormente una adaptación psicológica o conductual que suele tener diferentes velocidades. Olvidarse de los cigarrillos automáticos o los adictivos suele requerir un mes aproximadamente. Olvidarse de los cigarrillos más relacionados con situaciones emocionales suele requerir entre 3-6 meses aproximadamente.